Empresa en herencia, ¿cómo traspasar un negocio familiar? - Sánchez Butrón
23691
post-template-default,single,single-post,postid-23691,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,popup-menu-slide-from-left,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Empresa en herencia, ¿cómo traspasar un negocio familiar?

Empresa en herencia, ¿cómo traspasar un negocio familiar?

Uno de los mayores retos a los que se puede enfrentar el propietario de una empresa familiar es, sin duda, a su traspaso. Normalmente, este tipo de empresas parten de cero y la ilusión y ganas que ponen sus fundadores no es la misma que tendrán sus herederos.

Es por eso que la herencia de una empresa familiar constituye uno de los mayores retos para un empresario. Y, en este caso, el testamento es imprescindible para realizar un traspaso de la propiedad en coherencia.

En este sentido, si no hacemos testamento y esperamos al momento en que ya no estemos, la empresa pasará a formar parte de los bienes de los herederos legítimos. Por lo que debería acabar en manos de los hijos, que no sabemos si querrán continuar con la actividad. O si serán capaces de enfrentarse a los vaivenes del mundo empresarial.

¿Cómo repartir una empresa familiar en herencia?

Para estos casos, y dejando de lado siempre la opción de no dejar testamento se puede optar por repartir progresivamente la titularidad de la empresa familiar antes del fallecimientoO por dejarlo todo escrito en testamento.

La decisión partirá de si se confía en quienes empezarán a tomar cargo de la empresa y también del deseo de jubilarse. Quienes prefieren seguir trabajando y no ven claro cómo llevarán el mando sus hijos, suelen dejarlo todo en el testamento para el día de su fallecimiento.

Para asegurar el funcionamiento de la empresa de la forma en que deseemos, será importante señalar en el testamento cómo se repartirá la sociedad y también quiénes tendrán poder de decisión en ella. Todo esto puede redactarse en el testamento:

-Designar como herederos no sólo a quienes están contemplados por la Ley ,descendientes normalmente, sino también a personas de confianza dentro de la empresa. Esto aseguraría que podamos designar a quienes sí conocen el funcionamiento de la sociedad.

-Especificar cómo se reparte cada aspecto de la empresa, forzando a todas las partes a estar de acuerdo y evitando tribunales.

-Nombrar a una persona para repartir los bienes entre los herederos, de la forma en la que el testador desee.

-Nombrar albacea para que se cumpla la voluntad del fallecido.

-Imponer obligaciones para que la empresa se mantenga y siga adelante. Se puede prohibir la división de la empresa o vender sus participaciones.

-Y algo muy importante: que la legítima herencia de los sucesores no ponga en peligro la continuidad de la empresa.

Se decida repartir la empresa antes del fallecimiento o dejarlo todo aclarado para el momento en que el testamento se ponga en marcha es decisión personal. Pero el testamento es la única forma en que puede lograrse la continuidad de la empresa, dejando clara la voluntad de su fundador o propietario.

Tanto si lo que se desea es dejar una empresa en herencia a sus herederos como realizar un testamento de los bienes personales, la opción más recomendable es optar por la asesoría de abogados expertos en derecho sucesorio.

En Sánchez Butrón Abogados, contamos con expertos en la materia. Si desea información, no dude contactar con nosotros a través del e-mail abogados@sanchezbutron.com o bien llamando al 965123684 –  669 099 733.

 

 

 

 



Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para realizar el análisis de navegación y mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar