fbpx
LAS CLÁUSULAS DE GASTO DE CONSTITUCIÓN O FORMALIZACIÓN DE LA HIPOTECA, DECLARADAS NULAS POR EL TRIBUNAL SUPREMO - Sánchez Butrón Abogados
4919
post-template-default,single,single-post,postid-4919,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,popup-menu-slide-from-left,wpb-js-composer js-comp-ver-7.5,vc_responsive
 

LAS CLÁUSULAS DE GASTO DE CONSTITUCIÓN O FORMALIZACIÓN DE LA HIPOTECA, DECLARADAS NULAS POR EL TRIBUNAL SUPREMO

LAS CLÁUSULAS DE GASTO DE CONSTITUCIÓN O FORMALIZACIÓN DE LA HIPOTECA, DECLARADAS NULAS POR EL TRIBUNAL SUPREMO

LAS CLÁUSULAS DE GASTO DE CONSTITUCIÓN O FORMALIZACIÓN DE LA HIPOTECA, DECLARADAS NULAS POR EL TRIBUNAL SUPREMO

En los últimos años la litigación bancaria derivada de hipotecas suscritas por consumidores ha estado a la orden del día,

Durante años venimos defendiendo a clientes cuyos intereses han sido afectados por cláusulas impuestas por los bancos en sus hipotecas, tales como cláusulas suelos, cláusulas de vencimiento anticipado, cláusulas de intereses abusivos.

Lo que muchos consumidores no saben, es que la gran mayoría de hipotecas contienen una cláusula considerada nula y abusiva por el Tribunal Supremo. Esta es la denominada cláusula de gastos de constitución o formalización de la hipoteca, según la cual el consumidor es el obligado a correr con todos los gastos derivados de la formalización de la hipoteca.

Este precepto incluye conceptos muy diversos que deberán ser asumidos por los prestatarios, tales como: gastos de notario, registro, gestoría e impuestos satisfechos por la constitución de la hipoteca.

El Tribunal Supremo en una Sentencia de 23 de diciembre de 2015, abre la puerta a reclamar estos gastos a la entidad bancaria hipotecante, al declarar abusivas y por tanto nulas aquellas cláusulas que trasladen al consumidor la obligación de asumir aquellos gastos que tengan la obligación legal de asumir los empresarios (en este caso entidades bancarias).

Nuestro Alto Tribunal, aplica el TRLGCU, en concreto su artículo 89.3 y siguientes para determinar la nulidad de esta cláusula, indicando que no deberán asumir los consumidores los gastos derivados de notario, registro y gestoría, además de ser una obligación del solicitante o entidad a cuyo favor se inscriba el derecho quien debe asumir el pago, ya que la constitución de la garantía beneficia a la entidad bancaria.

Por ello Tribunal Supremo entiende que la entidad prestamista, al menos en lo que respecta al impuesto sobre actos jurídicos documentados, será sujeto pasivo en lo que se refiere a la constitución del derecho y, en todo caso, la expedición de las copias, actas y testimonios que interese y que, a través de la cláusula litigiosa, carga indebidamente sobre la otra parte contratante.



WhatsApp chat